lunes, 22 de julio de 2013

El alto desempleo no frena el aumento de la siniestralidad (por Jonatham Macías)

Un artículo de Jonatham Macías, en el periódico Diagonal

De acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre el periodo entre enero y abril de 2013, el número de trabajadores que fallecieron durante la jornada laboral ascendió a 154 personas, un aumento de un 5,5% de accidentes mortales con respecto al mismo periodo del 2012, ocho personas más que el año pasado.
El incremento en la siniestralidad laboral, único indicador socio-económico que mantenía una evolución positiva, podría estar relacionado con el impacto de la Reforma Laboral y las políticas de recortes del Gobierno, así lo denuncian al menos desde los sindicatos CC OO, UGT y CGT. Según ha advertido a través de un comunicado Pedro J. Linares, secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de Comisiones Obreras, si las cifras mantienen esta tendencia se podrían observar “los efectos negativos de la Reforma Laboral y de las políticas de recortes en la seguridad y la salud en el trabajo”.
Otro dato a tener en cuenta es el índice de accidentes mortales durante el periodo entre 2006 y 2011. Este índice se había mantenido a la baja hasta 2011 sin embargo, a partir de ese año, la agricultura y la construcción registran un aumento de los accidentes mortales de un 3% para la construcción y un 12% para la agricultura.
La crisis propicia que las empresas se apoyen en la Reforma Laboral para realizar dolorosos reajustes, muchas veces sin tener en cuenta el empeoramiento de las condiciones de los empleados La actual situación de crisis propicia las condiciones para que las empresas se apoyen en los instrumentos que ofrece la Reforma Laboral para realizar dolorosos reajustes, muchas veces sin tener en cuenta el empeoramiento de las condiciones de los empleados. José Luis Carretero, profesor de formación y orientación laboral, asegura que es común que los trabajadores acepten unas condiciones laborales precarias para no ser despedidos: “Personalmente conozco un caso en el que una mujer con un embarazo de riesgo fue llamada por la empresa para firmar un finiquito, con el estrés que esto conlleva para una mujer en su estado. Se está actuando sin ningún miramiento con las condiciones de las personas”, denuncia Carretero.
El aumento de las muertes por accidente laboral está ligado a factores como la temporalidad o la antigüedad, así se desprende de los datos sobre condiciones laborales publicados en años anteriores. De acuerdo con el Informe de Accidentes en el Trabajo de 2011, elaborado por UGT con datos del Ministerio de Empleo, la antigüedad en el puesto laboral está asociada a un mayor índice de accidentes mortales: los trabajadores entre 45 y 54 años sufrieron un total de 181 accidentes mortales durante la jornada laboral, la cifra más alta por franja de edad, seguida por los empleados entre 35 y 44 años con un total de 114 accidentes mortales en ese periodo.
Otro factor preocupante es la precariedad y la temporalidad laboral –dado que se firman diez contratos temporales por un indefinido–. María Dolores Martialbo, inspectora de trabajo en Zamora, explica que en las obras más pequeñas en el sector de la construcción es difícil controlar que se respeten las condiciones laborales: “En Zamora hemos pasado de grandes obras a obras más pequeñas de rehabilitación o remodelación, pero sometidas a un gran riesgo. Al ser obras de corta duración es más difícil que les llegue una inspección de trabajo, también debemos tener en cuenta que hay mucha competencia entre las empresas y éstas deben ofrecer presupuestos reducidos. Nosotros hacemos varias rutas para vigilar que todo esté en orden pero si, por ejemplo, la obra es en una vivienda privada, no podemos entrar sin una orden judicial.”

Evasión de las inspecciones

El descenso entre enero y abril de 2013 de los accidentes con baja durante la jornada laboral, un 5,6% menos de accidentes con respecto al mismo periodo de 2012, tampoco es un dato positivo si tenemos en cuenta que muchas empresas no declaran los accidentes en el puesto de trabajo. Marisa Rufino, secretaria de Salud Laboral de UGT, ha afirmado ante los medios que muchos accidentes no se declaran como laborales porque“las empresas quieren evadir la acción de la inspección de trabajo”.
La subcontratación y la reducción del gasto que las pequeñas y medianas empresas destinan a la prevención de riesgos también aumentan el riesgo laboral en el trabajo La subcontratación y la reducción del gasto que las pequeñas y medianas empresasdestinan a la prevención de riesgos también aumentan el riesgo laboral en el trabajo. “El 85% del empleo se encuentra en las pequeñas y medianas empresas y si se ven ahogadas económicamente intentan ahorrar por donde pueden, muchas veces recortan en prevención” declara José Luis Carretero. 
De acuerdo con los datos de UGT, un 40% de las empresas no forma a sus trabajadores en prevención y un 20% no ha realizado la evaluación de riesgos. CC OO también ha denunciado que las empresas acuden a servicios de prevención ajenos que exigen a sus técnicos y sanitarios mayor cantidad de trabajo en cobertura a empresas y empleados; con esta política las agencias de prevención ofrecen precios mejores pero reducen la calidad de los servicios prestados.