martes, 5 de marzo de 2013

Cuando mi energía...


Cuando mi energía no es suficiente, cuando la soledad me pesa como una losa, cuando las miradas me hacen daño incluso sin razón, cuando vacilo, cuando no puedo, cuando me da verguenza, cuando estoy cansado, cuando no soy capaz de repasar en mi memoria el contorno de un codo o de una cadera amados...rebusco los olores del mar y del rocío mañanero, escucho los rumores de la lucha o imagino desayunar unos ojos furtivos y dulces en un Metro atestado. Busco. Eso es. Apuesto, también. Pierdo mucho. Alguna vez gané. No importa, no carezco de nada. Me derramo en mis victorias y derrotas, en mis noches desveladas, en alguna sonrisa irreverente. No hay más vida que la que sucede, la que se regala, la que lucha, la que se engalana frente a las tristezas y los temporales que no se pueden evitar. 
(José Luis Carretero Miramar).

No hay comentarios: