miércoles, 25 de junio de 2014

Escuela Libertaria de Verano 2014, en Ruesta.

Este fin de semana participo en la Escuela Libertaria de Verano, organizada por la Confederación General del Trabajo (CGT) en Ruesta.

Este año, del 26 al 29 de junio, el eje de los talleres y debates girarán en torno al lema: “Señas de identidad y defensa de los derechos sociales”.
Ante la situación de crisis/estafa que ellos mismos han creado, la respuesta del Capital pasa por el robo de los derechos que tantas luchas han costado conseguir, desde CGT creemos que en nuestras señas de identidad (acción directa, solidaridad, apoyo mutuo, ética...) hay suficientes herramientas para crear una estrategia propia de lucha por la defensa de los derechos sociales.
Busquemos caminos y unifiquemos luchas. Pasemos a la acción.
¿Cómo nos organizamos?
  • Jueves 26. Iremos llegando a lo largo del día, deshaciendo los equipajes e instalándonos.
Comenzamos la Escuela Libertaria de Verano 2014.
  • 18.00 h. Taller. Inmigración: la pérdida de derechos sanitarios, valla de Melilla  y CIES.
  • 21.00 h. Cena.
  • 22.00 h. Proyección del documental “De toda la vida”
  • Viernes 27. Seguimos con las tareas de la Escuela.
    • 09.00 h. Desayuno
    • 10.00 h. Taller. Señas de identidad y defensa de los derechos sociales
    • 12.00 h. Presentación del Libre Pensamiento por el director de la revista Jacinto Ceacero.
    • 14.00 h. Comida y descanso.
    • 18.00 h. Talleres. Renta Básica. Derecho a ll a vivienda y a los servicios básicos
    • 21.00 h. Cena.
    • 22.30 h. Actividades lúdico/culturales
    • Sábado 28. Más actividades y otro día.
      • 09.00 h. Desayuno
      • 09.30 h. Encuentro Estatal de Mujeres de CGT.
      • 10.00 h. Talleres. Agroecología::  alternativa a la agricultura industrial –capitalista. La educación como derecho fundamental.
      • 14.00 h. Comida y descanso.
      • 18.00 h. Talleres. Autogestión y Economía Social. Trabajo de cuidados
      • 21.00 h. Cena
      • 22.30 h. En concierto con Hazte Caso Primo
      • Domingo 29. Conclusiones y despedida.
        • 09.00 h. Desayuno
        • 10.00 h. Asamblea final: conclusiones. Despedidas.
Los talleres
Unas horas por la mañana y por la tarde, todos los días, nos reuniremos para aprender y compartir experiencias en talleres sobre:

  • Inmigración: la pérdida de derechos sanitarios, valla de Melilla y CIES por Valentín Cárcamo (compañero del Grupo de Trabajo sobre Inmigración CGT)
  • Señas de identidad y defensa de los derechos sociales por Irene de la Cuerda (Secretaría de A. Social CGT)
  • Renta Básica por Samuel Lindell (CGT Málaga)
  • Derecho a la vivienda y a los servicios básicos, por Paco Ortega (CGT y Stop Deshaucios Granada)
  • Agroecología: alternativa a la agricultura industrial-capitalista por Jorge Moa (Gabinete de Estudios CGT). Proyección de “Las semillas de la libertad” y debate.
  • La educación como derecho fundamental por Emili Cortavitarte (Enseñanza CGT Cataluña)
  • Autogestión y Economía Social por José Luís Carretero (autor de Autogestión viva)
  • Trabajo de cuidados por Teresa Ramos (Gabinete Jurídico CGT). Proyección de “Cuidado, resbala” y debate.
Datos prácticos
Cómo llegar:
Ruesta es un pueblo cedido en 1993 a la CGT por la Confederación Hidrográfica del Ebro. Está situado junto al embalse de Yesa. Por allí pasa el camino de Santiago (antigua ruta románica). En coche, se puede llegar desde Jaca, Iruña o SOS del Rey Católico. El transporte público es escaso: una línea Jaca-Iruñea te deja a unos 12 Km. de Ruesta (podemos organizar tu recogida).
Consulta la Web: www.ruesta.com y ponte de acuerdo con nosotr@s para cualquier duda o necesidad.
Cosas a llevar:
Recuerda que Ruesta está en el Prepirineo, vamos que a la noche refresca. Llevad linterna, las cosas de aseo… y todo lo que necesites para pasar unos días en la Naturaleza.
Alojamiento y precios:
Igual que en la anterior Escuela Libertaria el alojamiento será en el Albergue existiendo la posibilidad de dormir en la Casa de la Cultura en colchonetas y sacos. Si puedes tráete la tuya. Échale un vistazo al entorno y las instalaciones en www.ruesta.com.
Jornadas completas.
Pensión completa (pernocta en la Casa de Cultura-desayuno-comida-cena) los 4 días 50€.
Pensión completa (pernocta en el Albergue-desayuno-comida-cena) los 4 días 75€
Jornadas sueltas.
Quien haga 1 Pensión completa (pernocta en Albergue-desayuno-comida cena) 29€
Quien haga 1 desayuno+comida+cena (pernocta en la Casa de Cultura) 21€
Quien haga comida o cena suelta 9€
Lxs niñxs de 0 a 3 años no pagan la comida.
Si tienes alguna dieta especial, por favor dínoslo para tenerlo en cuenta.
Hemos mantenido los mismos precios que el año pasado, pero no queremos que nadie se quede sin poder asistir por problemas económicos. Llámanos o escríbenos al mail de la Escuela (escuelalibertaria@cgt.org.es).
Inscripción.
Rellena y envía la Hoja de inscripción al correo: escuelalibertaria@cgt.org.es.
Es importante que nos digáis, en la Hoja de inscripción, que días llegaréis y cuando saldréis en caso de que no estéis todo el tiempo que dura la Escuela (de jueves a domingo) pues hay que calcular las comidas y demás temas.
También puedes indicarnos en la misma Hoja de inscripción cualquier observación sobre dietas u otras necesidades que tengas.
Escuela infantil.
Si vienes con niñ@s pequeñ@s, dinos cuántos son y los años que tienen para que podamos auto-organizarnos en su cuidado y ell@s puedan vivir su propia Escuela.




lunes, 23 de junio de 2014

Economía Directa: 18-6-2014. Terrorismo económico.

Hoy hablamos sobre la última propuesta de la CEOE para la Reforma Laboral, sobre la supuesta amenaza de células terroristas anarquistas y y sobre la situación internacional, cada vez más crítica en Irak y que comienza a encender varias alarmas en los mercados y sobre la situación en Ucrania, que sigue lejos de llegar a una solución. Con José Luís Carretero, Chus Marcano y Alberto Cabello. Conduce Juan Carlos Barba.


viernes, 13 de junio de 2014

No quiero ser Zizek

NO QUIERO SER ZIZEK.

(Publicado en el blog del periódico Diagonal "Economía para todos")

                En una entrevista reciente, el señor Slavoj Zizek se ríe de sus alumnos de la Universidad de Nueva York. Afirma que son “idiotas y aburridos”, que “le daría igual que se suicidasen”, que no entiende que “le cuenten sus problemas personales”,  y muchas otras cosas semejantes. No es la primera ocasión en que uno de los mayores héroes actuales de la postmodernidad  izquierdista hace declaraciones polémicas y feroces, no hace mucho ya corría por las redes, con ansia viral, un vídeo en el que se reía de zapatistas y communards y afirmaba que la democracia directa es imposible y que lo que él desea es un gobierno de Tsipras reelegido ininterrumpidamente con “porcentajes búlgaros”  (el propio Tsipras, en el mismo video, se carcajeaba complacido ante todas y cada una de las fanfarronadas de Zizek).
                La ventaja que tenemos los profesores de secundaria de la Comunidad de Madrid es que no tenemos que endeudarnos con una entidad financiera para pagar una matrícula, ni que irnos a Nueva York, para oír perlas de sabiduría de semejante  magnitud. En realidad, lo que el sr. Zizek  dice (y hasta el mismo tono en que lo dice y la misma pretensión de sentirse un “divino provocador” al decirlo) no es más que lo que cualquiera puede escuchar en casi cualquier Sala de Profesores de cualquier instituto público de nuestra región, cuando los docentes, en su mayoría votantes de la derecha y cansados de su profesión, abren la boca para soltar exabruptos contra sus alumnos.
                El “resentimiento de la Sala de profesores” (ese “que malos son mis alumnos” y “como los odio”) puede ser un motivo como otro cualquiera para iniciar una conversación, una válvula de escape para tensiones cotidianas, o una mezquina venganza psicológica frente a gentes que tienen, en mi caso por lo menos, entorno a los 18 años y, previsiblemente (aunque ya sabemos cómo es en realidad nuestra sociedad al respecto), más actividad sexual que yo (o que Zizek). La mayoría de las veces no es más que una forma de expresar el cansancio por el día de trabajo que no pretende convertirse en canónica. Lo que hace realmente digno de mención el episodio de Zizek es que el mismo diga esas cosas, conscientemente, en público, y que su coro de palmeros transnacional lo aplauda, exactamente como aplaudió sus lugares comunes sobre zapatistas y asamblearios. Lo que marca la diferencia (por la que no estoy dispuesto a pagar un billete a la Gran Manzana, todo hay que decirlo) es que estamos ante el que parece que pretende convertirse en el  Hermann Terscht de la izquierda, a fuerza de decir exactamente las mismas cosas que el otro Hermann Terscht (nuevamente, lo cierto es que en la Comunidad de Madrid tenemos ventajas en muchos aspectos).
                Lo principal, permítaseme mencionarlo, pese a que no soy más que un pobre “profe” de instituto, es que el señor Zizek, con sus declaraciones sobre sus alumnos,  ha firmado una directa renuncia a su condición de intelectual. Ni más, ni menos. ¿Por qué digo esto? Porque recogiendo la definición sartriana al respecto, entiendo que un intelectual no es más que un científico o un técnico que, dándose cuenta de las contradicciones que implica su posición en el seno de su sociedad (el sistema te enseña y te pone en una posición social concreta para utilizarte, pero lo que te enseña tiene unas exigencias propias y puede ser utilizado para liberar), reflexiona sobre ello, trabaja sobre ello, lo pone en cuestión, sean cuales sean sus conclusiones, que siempre son tentativas. Zizek renuncia a embarcarse en dicha dinámica cuando renuncia a implicarse, a comprometerse, con la realidad en la que está, con su condición de profesor. Si sus alumnos le cuentan sus problemas personales, el profesor esloveno debería preguntarse por qué, interpelar a sus alumnos al respecto y, también, explicarnos que piensa sobre ello, más allá de reiterar las perlas inanes de quien pretende “epatar a los niños”.
                Epatar a los niños, porque “epatar a los burgueses”, que es lo que parece querer hacer gran parte de la progresía postmoderna (ese “pensamiento de la derrota”, que diría Nestor Kohan)  se ha vuelto cada vez difícil. Total, en “Sálvame” hablan con absoluta normalidad del incesto o del sexo oral homosexual , así que epatar sale cada vez más caro. Ya sólo se puede epatar a los niños, a algunos  supernumerarios del Opus (que no a todos) y a los activistas políticos universitarios y pseudo-radicales, que en muchos aspectos son como niños.
                Reflexionar sobre la propia condición de profesor, implica operar un diálogo fructífero con los alumnos. Un diálogo que no es adulación, pero tampoco pura pose televisiva. La acción pedagógica  es una actividad con una alta carga emotiva y cognoscitiva, una actividad que necesita de intelectuales , es decir, de gentes que reflexionen sobre su propia acción y su propia posición social. Con el neoliberalismo, Zizek apuesta por el “profesor-showman”, la “estrellita refulgente” que marca las distancias y hace expreso el desprecio a los alumnos que, en las aulas, se amalgama a menudo con el clasismo más estrecho (lo cierto es que los chavales no responden a nuestro “habitus” de “clase media” universitaria: se mueven de otra manera, hablan de otra forma, tienen otros intereses). Escuchar a los alumnos, aunque a veces te carguen o estés cansado, sirve para saber qué está pasando, y para aprender y problematizar tu profesión. Si lo sabré yo, que estoy escribiendo esto ante la interpelación  de una alumna de Formación Profesional indignada, no por Zizek, sino por la posibilidad de que los demás “profesores izquierdistas” pensemos lo mismo de ella y sus compañeros.
                Lo cierto es que a mi mis alumnos no me parecen “idiotas y aburridos”. Bueno, no todos, no todo el tiempo, de todo hay. A mi mis alumnos a veces me interpelan, a veces me indignan, me entristecen, me hacen reír, temblar, emocionarme, gritar y enfadarme, prepararme la lección, sentir ternura, nervios o expectación pero, sobre todo, preguntarme qué diablos hago allí plantado explicándoles el despido o las cooperativas. Me hacen reflexionar, plantearme los usos sociales de mi profesión y el sentido de mi propia práctica cotidiana, complejizar y problematizar mi pensamiento, mi forma de ver el mundo y actuar en él.  Por eso no quiero ser Zizek, escondido en un Departamento, huyendo de los alumnos y odiando las tutorías, obligado a epatar cada vez más a los inepatables.
                Por cierto, me voy a clase. Ahí les dejo pensándoselo, agradézcanselo a mi alumna.

José Luis Carretero Miramar.




lunes, 9 de junio de 2014

Polinomia 4-6-2014: ¡Sucesión por combate!

Hoy hablamos sobre los avances en el proceso de proclamación como Rey de Felipe de Borbón: la redacción de la Ley Orgánica y la postura de los partidos del arco parlamentario, los argumentos jurídicos para el blindaje del Rey, su legitimidad como Jefe de Estado y las razones para que la ciudadanía elija su forma de Estado mediante un referéndum. También hablamos sobre la ofensiva contra centros sociales que se está produciendo en toda España: la demolición de Can Vies en Barcelona, el desalojo de La Madreña en Oviedo y de La Traba en Madrid. Con José Luís Carretero, Chus Marcano y Juan Carlos Barba. Conduce Juan Martínez.

Fe de errores: durante la grabación del programa se produjo la confirmación de que, finalmente, CiU se abstendrá en la votación de la Ley Orgánica de sucesión. Además Juan Martínez se empeña en llamar "Madroña" a "La Madreña" durante gran parte del programa. Afirma que lo siente mucho, que se ha equivocado y que no volverá a ocurrir. Le hemos zurrado de todas formas.






martes, 3 de junio de 2014

Hemos destronado a un Rey



                HEMOS DESTRONADO A UN REY.

                Que nadie se engañe: hemos destronado a un Rey. El ciudadano Juan Carlos no hubiera abdicado sin la presión popular contra las medidas inicuas que la clase dirigente está tomando. Nadie, en su sano juicio, hubiese esperado que el cazador de elefantes abandonara su cetro si no hubiera sido por el 15-M, las huelgas generales, las Mareas, el 22-M, la irrupción de Podemos y de los demás partidos de la izquierda social, así como la enorme abstención en las europeas. Los que mandan ven venir el colapso de su régimen e intentan, esperemos que infructuosamente, que “todo cambie para que nada cambie”.
                Porque el caso es que hemos destronado a un Rey, pero ya tenemos otro en la recámara. Es lo que pasa con los reyes, que se reproducen, entre espasmos, como todo el mundo, y alargan su tronco familiar sobre las espaldas de sus súbditos. Pero haríamos mal en emperrarnos ahora en hablar sólo de monarquía o República (aunque está claro que  algunos defendemos, como primer paso de un camino más largo y profundo, una República Social y Federal, en todo caso electiva  y voluntaria para los pueblos, que frene todo este desbarajuste). Hay muchas más cosas en juego, y mucho más importantes.
                Y es que el eje esencial, la clave de la bóveda del desbloqueo de la actual situación tiene un nombre  claro, pero abstracto, apunta un concepto evidente, pero que hay que concretar todavía: la democracia. La gente quiere decidir. Sobre la jefatura del Estado, por supuesto, pero también sobre la arquitectura de los servicios públicos (¿por qué no comunes y en manos de las poblaciones?), sobre las formas y modalidades de la producción social (¿cómo, para qué o para quien, trabajamos?), y hasta sobre la construcción de una cultura muy otra donde la creatividad de las poblaciones no se vea ahuyentada por el peso muerto de los amigos del cacique de turno.
                Decir democracia es decir mucho, muchísimo, poco o nada. Nada cuando se refiere a Felipe VI y su emergente coro de palmeros, mucho, muchísimo, si hablamos de Sol llena de pueblo, de trabajadores y trabajadoras, de gentes vigilantes y dispuestas a tomar en sus manos su futuro. Ahí está la fina línea que separa el gatopardismo de la revolución popular, la Transacción de la democracia real. En el protagonismo de las gentes, y para eso, tienen que estar organizadas, concienciadas, vigilantes.
                Queremos una democracia, o una República, o como diablos queramos llamarlo, pero no como teatro de la circulación de las élites, sino como espacio en el que las gentes puedan decidir, puedan construir una sociedad muy otra, una convivencia compartida.
                Sólo el pueblo salva al pueblo, el pueblo organizado en los barrios, en los centros de trabajo, para las elecciones, pero también para las huelgas, para llenar Sol en 24 horas cuando haga falta, para dotarse de medios de comunicación autónomos y centros sociales propios y autogestionados , para vivir, en definitiva, de forma activa.
                El ciudadano Juan Carlos ha dejado al ciudadano Felipe la ingrata tarea de frenar la lava del volcán que empezó a brotar el 15-M y que ya amenaza a Palacio. Como dijo Saint Just en la Convención, el 24 de abril de 1793, “pronto las naciones ilustradas procesarán a quienes las han gobernado hasta ahora”. La crisis, los desahucios, la irrupción de la pobreza, no han sido para menos.
                Todos y todas queremos decidir.

                José Luis Carretero Miramar.






                

Presentación de "La autogestión viva" en el Seminario "Crisis de civilización y transiciones poscapitalistas", en Móstoles

Este domingo 8 de junio, presento mi libro "La autogestión viva" en el marco del Seminario "Crisis de civilización y transiciones poscapitalistas", organizado de enero a junio de 2014 por el Instituto de Transición Rompe el Círculo, de Móstoles, y en el que han intervenido gentes como Jorge Riechmann, Oscar Carpintero, Esther Vivas, Carmen Madorrán, Antonio Turiel, y muchos otros. Allí os espero:

DOMINGO 8 JUN. A PARTIR DE LAS 12:00 H. en Rompe el Círculo.
-Alternativas económicas poscapitalitas: autogestión y cooperativismo:
12:00 H. Un mapeo del movimiento cooperativista. Jorge Navacerrada
14:00 H. Comida popular
15.30 H. Presentación de moneda social local
17.00 H. Cooperativismo y autogestión: presentación del libro La autogestión viva, José Luis Carretero (ICEA);
19:00 H. La Cooperativa Integral Catalana: lecciones de una experiencia, Enric Durán –vía Skype. 21.00 H. Fiesta
SÁBADO 14 JUN. 18:00 H. en Rompe el Círculo.
-El cielo bajos los escombros: las estrategias anticapitalistas a debate.José Manuel Rojo (Grupo Surrealista de Madrid) y Emilio Santiago (Instituto de Transición Rompe el Círculo y GSM).
* Programa sujeto a modificaciones, cambios, imprevistos y cuestiones diversas por confirmar
Organiza: Instituto de Transición Rompe el Círculo.
Sedes: Rompe el círculo (Plaza del Turia, 2, Móstoles), EnRedArte (Francisco Javier Sauquillo, 3) y CA2M.
www.rompeelcirculo.org