sábado, 14 de septiembre de 2013

Crónica del IV Encuentro Internacional "La economía de los Trabajadores"

CRÓNICA DEL IV ENCUENTRO INTERNACIONAL “LA ECONOMÍA DE LOS TRABAJADORES” (Publicado en el periódico Contramarcha, nº 64, órgano de Solidaridad Obrera-Metro).


                Del pasado 9 al 12 de julio se celebró en Joao Pessoa (capital del Estado de Paraíba, Brasil) el IV Encuentro Internacional  “La Economía de los Trabajadores”. Se trata de una reunión global de activistas, académicos y operarios de fábricas recuperadas, cooperativas e iniciativas autogestionadas, organizada por el Programa Facultad Abierta de la Universidad de Buenos Aires y la Incubadora de Emprendimientos Solidarios (INCUBES) de la Universidad Federal de Paraíba.
                A ella han acudido gentes de distintos lugares, como Argentina, Brasil, Venezuela, Cuba, México, Uruguay, Australia, Sudáfrica, España o Colombia,  sin ánimo de ser exhaustivos. Las tres primeras ediciones del Encuentro se celebraron  en los años 2007, 2009 y 2011, en Buenos Aires (las dos primeras) y en Ciudad de México.
                En la cita de Joao Pessoa se debatió  todo lo relacionado con las distintas experiencias e iniciativas autogestionarias que recorren en la actualidad América Latina, desde las fábricas recuperadas argentinas o brasileñas, a los consejos de trabajadores puestos en marca en las “industrias socialistas” venezolanas . Proyectos que conforman el esqueleto en formación de un nuevo sistema económico capaz de poner la productividad humana al servicio de las poblaciones y no a las personas a servir a los mercados financieros, y que está naciendo en los poros de la sociedad capitalista.
                También se habló de las transformaciones crecientes del mercado de trabajo global y de la segmentación de clase trabajadora y su precarización (que en la Periferia del sistema capitalista alcanza cotas que no hemos visto aún aquí) e informalización, así como de las perspectivas de construcción de un nuevo discurso alternativo, capaz de unificar y alimentar a las fuerzas sociales que se oponen al actual estado de las cosas. La necesidad de la construcción urgente de un “nuevo socialismo”, con una clara fundamentación democrática y autogestionaria, donde las cosas se decidan desde la base y que sea capaz de edificar y plantear alternativas reales y vivenciales, al tiempo que se confrontan solventemente las injusticias, es el nuevo “fantasma” que recorre el globo en estos inicios del siglo XXI, y no estuvo ausente en los planteamientos del Encuentro.
                Durante la reunión se celebraron siete Mesas Temáticas, con la intervención de expertos internacionales y participantes en los distintos proyectos, así como se presentaron, en talleres paralelos, una gran cantidad de ponencias y comunicaciones sobre los más variados temas relacionados con la economía solidaria y la autogestión. Contamos con la inestimable presencia de gentes como Andrés Ruggeri, David Barkin, Celia Pacheco, Ricardo Antunes,  Flavio Chedid, Edi Benini, Henrique Novaes, Marco Gómez Solórzano, Silvia Díaz, Derrick Naidoo, Enrique Galicia, y muchos otros y otras que dejo sin nombrar por razones de espacio o de mi frágil memoria.
                El que escribe estas líneas tuvo el honor de participar en la Mesa Temática nº 2 (“Autogestión y sindicalismo”), junto a un representante de la Central Única de Trabajadores del Brasil y a Claudio Nascimento. Fuimos presentados por el profesor argentino Carlos Martínez, y mi intervención versó sobre la experiencia histórica del cenetismo: como la autogestión fue siempre un elemento esencial de sus planteamientos, y como estos cuajaron en las colectividades agrarias e industriales durante la Guerra Civil. Asimismo, hablé de las nuevas experiencias autogestionarias ligadas al sindicalismo español actual, como las ocupaciones de tierras del Sindicato Andaluz de Trabajadores (Marinaleda, Somontes…), o los proyectos asesorados o relacionados con el ICEA.
                También tuve el innegable placer de presentar una ponencia en los talleres, relacionada con la emergencia del Movimiento del 15-M y sus vinculaciones con las nuevas experiencias autogestionarias que están dándose por toda la geografía ibérica. Proyectos como el del “Er Banco Güeno”, en el distrito de Palma-Palmilla (Málaga), las “Corralas” andaluzas, o el Mercado Social de Madrid, que configuran crecientes tentativas por superar la situación de desarticulación económica y social a que nos quiere condenar la Troika.
                El Encuentro finalizó con una visita al asentamiento del Movimiento de los Trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Zumbi dos Palmares (en el mismo Estado de Paraíba), donde pudimos ver en su salsa las formas de organización del principal movimiento campesino de América Latina. Un movimiento que tiene entre sus principales notas definitorias la democracia interna, la pedagogía de masas y un ecumenismo ideológico que deja las puertas abiertas a la participación de todo tipo de gentes.
                La experiencia del Encuentro ha sido altamente enriquecedora y enormemente nutritiva. El abrazo de las gentes que, en todos los lugares del mundo, están construyendo las alternativas reales al actual desbarajuste, es cada vez más necesario. Compartir experiencias, aprender, convivir, conocer los límites y las potencialidades de las prácticas y los discursos de los demás, y debatir con ellos y ellas, es la única manera de desarrollar un pensamiento transformador a la altura de las complejas circunstancias de la actual crisis civilizatoria global.
                La calidez de las gentes, la ternura y la riqueza de la experiencia, fundamentan algunas de las bases de unos Encuentros de alto nivel global, que están llamados a contribuir muy poderosamente en la construcción de la nueva economía solar, autogestionaria y solidaria del nuevo tiempo.
                Si usted aún no sabe lo que es una empresa recuperada, es todavía inconsciente de las potencialidades de nuestra clase. Anímese a conocer.
                José Luis Carretero Miramar.




No hay comentarios: